Cuidado del calzado

Protección del calzado

Se aconseja limpiar con un paño seco para eliminar los excedentes de polvo y luego colocar ceras incoloras para proteger el cuero del calzado.
Evitar guardar ambos zapatos en la misma bolsa o caja, ya que, debido al uso, la suela con polvo puede maltratar el material, especialmente en materiales gamuzados.

Derrames de líquidos:
En el caso de derrames, secar el líquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente seca. No frotar. Luego secar con una toalla limpia y dejar secar el artículo al ambiente (no al sol).
Nunca se debe secar el material con secadora, ya que el calor puede dañar el material y resecar el cuero.

Cuero

NO lavar a máquina.
NO mojar.
SI limpiar con pomada incolora.
SI limpiar con franela y Blem.

Telas

NO mojar, ya que destiñe.
NO lavar a máquina.
SI impermeabilizar.
SI limpiar a seco, con productos de tintorería.

Gamuza y gamuzon

NO mojar, ya que destiñe.
NO lavar a máquina.
SI impermeabilizar.
SI limpiar con cepillo de cerda semiblanda o lija extrafina 0.0.
SI limpiar con goma blanca de borrar.


Los cueros con acabados gamuzados merecen un tratamiento especial
Se aconseja un protector especifico para gamuzas (aunque puedan alterar el color).
Evitar el roce con prendas que tienden a perder color (Ej Jean)
Evitar contacto con superficies con polvo, grasa, humedad, etc.
Contemplar que pueden transferir color a otras prendas como por ej. Telas claras

Sintetico/Lona

NO lavar a máquina, ni sumergirlo.
NO secar al sol.
NO usar lavandina ni blanqueador
SI limpiar a seco.

Pelo

El pelo es un material de lujo por lo que requiere cuidados especiales
Son sensibles a la fricción.
Con el roce se puede desgastar.

Metalizados

Los cueros con acabados metalizados merecen cuidados adicionales
Son sensibles a la fricción.
Con el roce se puede desgastar su brillo y color original.

Maderas

NO lavar a máquina.
NO mojar.
NO utilizar productos abrasivos
SI limpiar con franela y Blem.
EVITAR roces fuertes ya que se puede marcar.

Charol

Los cueros acharolados merecen cuidados adicionales
Si el producto tuvo contacto con el agua, secar con un trapo limpio o toalla, sin frotar y dejar secar en un lugar ventilado.
No exponer al sol, ya que puede dañar los colores y el material.
No utilizar secadores.
No limpiar con productos abrasivos.